Una bomba de relojería en los bajos de la unión bancaria

ubide

(Pinchar encima para ampliar)

No puedo dejar de destacar este párrafo en el análisis que publicó Ángel Ubide en El País bajo el título Tres lecciones de 2013 el pasado 29 de diciembre. Se trata de una auténtica bomba de relojería instalada en los bajos de la unión bancaria.

¿Tendremos que esperar a la próxima crisis financiera europea para que se corrija este fallo? Se ve que la costumbre de dejar que las cosas se pudran para justificar su arreglo está generalizada.

A este sugestivo párrafo, agregaría la lectura de este texto de Simon Johnson en su blog en The New York Times: The Rich Country Trap.  En él, queda claro que es diferente reformar el sistema financiero en un país rico que en otro mediano o pobre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s