Devaluación interna y emigración: el caso letón

La secuencia de abajo está tomada de mi timeline en Twitter (@cultrun) a raíz de mi artículo Hijos de la austeridad publicado en El Mundo el 11 de enero tras una breve visita a Riga. El texto fue retuiteado por Rafael Doménech y mereció un comentario de Manuel Fouce. Tras un breve intercambio salió a relucir el argumento de la pérdida de población activa de Letonia.

Imagen

El argumento de que Letonia ha perdido población surge frecuentemente en los debates entre quienes ven el ajuste letón como una estrategia virtuosa y quienes lo critican por austericida, como el Nobel Paul Krugman. En España, donde las migraciones se han vuelto a activar por razones económicas (en sentido contrario a la atracción que despertó la burbuja de crédito), este argumento es recibido casi sin cuestionar.

El problema es que si se observa el gráfico de Eurostat sobre la evolución de la población de Letonia uno comienza a sospechar si el duro ajuste es verdaderamente el responsable de la emigración de los letones.

Imagen

La población letona (un buen resumen en wikipedia y datos oficiales aquí) alcanzó su punto máximo en torno a 1989-1990. Entonces comenzó un declive sostenido. Si entre 2007 y 2013 la población se redujo en 204.000 personas, desde 1991 -que es el primer año en que el país tuvo una pérdida neta de habitantes- se han ido 646.000 habitantes. O sea, dos tercios de los emigrantes se han marchado en circunstancias ajenas a la actual crisis.

Letonia recobró su independencia en el verano de 1991 y hasta ese momento el régimen soviético mantenía un estricto control de los viajes internacionales. Todo indica que el fenómeno de la emigración está mucho más asentado en el deseo de los letones de disfrutar de su derecho a moverse libremente, como ha ocurrido en otros países del ex bloque soviético.

Incluso el ritmo migratorio no parece guardar más correlación con el ajuste económico que con otras circunstancias. En 1994 y 1995, la población caía a un ritmo de más de 17.000 personas por año.La cifra bajó a unas 11.000 personas a comienzos de este siglo cuando el país experimentó un súbito bienestar. En cambio desde que comenzó el ajuste, únicamente en 2010 la pérdida neta de población superó la barrera de las 10.000 personas. Es cierto que al haber disminuido la base poblacional el porcentaje de los que han emigrado en los últimos años es mayor, pero en términos netos no lo es.

Es cierto que las corrientes migratorias obedecen en gran parte a factores económicos -de hecho, la teoría de las zonas monetarias óptimas considera crucial la libertad de flujos humanos para conservar los equilibrios-, pero en el caso de Letonia no es el único factor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s