Charlie: intelectualización y barbarie

En una conversación en los pasillos de Esradio sobre el supuesto derecho a la blasfemia, el profesor José Raga decía que tras los crímenes de Charlie Hebdo la discusión se ha centrado en el derecho a la libertad de expresión cuando el primer derecho que se ha vulnerado es el derecho a la vida de 17 personas. Su apunte no deja de subrayar una paradoja: no es un gran consuelo para las víctimas que discutamos  hasta dónde se han vulnerado sus libertades políticas cuando el sustrato imprescindible para ejercerlos (su vida) ha sido aniquilado.charliehebdo

El punto atiende a una tendencia notable de la sociedad europea: la intelectualización de los hechos. Rápidamente integramos como fenómeno cultural (es decir, producto de la vida en sociedad) lo ocurrido y dejamos de lado cualquier otra consideración, incluso las más básicas. El debate no es sobre los motivos de la pulsión asesina, sino que se transforma en una discusión política, cultural y religiosa sobre el asunto. No es extraño que la Escuela de Fráncfort sea europea, ni que se defina a la Unión Europea como un espacio postmoderno.

Si iniciáramos el análisis por el derecho a la vida, los caminos que se pueden seguir son diversos y en algunos casos muy irritantes. ¿Es admisible que se pueda privar del derecho a la vida a alguien por razones religiosas? ¿Se puede tolerar una religión que consiente en el siglo XXI que se pueda torturar o asesinar a personas por vulnerar sus normas? ¿Cómo deben proceder y cómo debemos tratar con los seguidores de las religiones que presentan estas desviaciones violentas?

Durante siglos se torturó y se mató en nombre del cristianismo y especialmente del catolicismo. En algún momento, no soy capaz de precisarlo, la Iglesia Católica, por ejemplo, dejó de considerar que se podía matar en su nombre. Hay religiones, como el budismo, de la que no tenemos noticias de que se mate en su nombre. Pero no ocurre así con el Islam. El problema no es un conflicto de derechos entre las libertades políticas y las libertades religiosas, el problema es que hay religiones que aún creen que pueden disponer de las vidas de otros. Eso es simplemente barbarie y no subrayarlo lo suficiente es una forma de abrirle la puerta.

Anuncios

5 comentarios en “Charlie: intelectualización y barbarie

  1. Es cierto, se olvida lo básico por tratar de intelectualizar hechos, ahora, es un grave error del columnista caer en el simplismo rampante acusar que una religión como el Islam asuma que se puede disponer la vida de otros. El islam tiene miles de millones de fieles, quizás mas que el catolicismo, y son solo unos cuantos cientos de fanáticos dispuestos a estos actos enfermizos. Siguiendo su lógica, el cristianismo históricamente sería lejos la religión que mas muerte, esclavitud y guerras promovió en la historia de la humanidad, y tanto en América, como Asia, Europa y África, y durante mas de mil años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s